Estas aqui:Turismo|Info Turística|Conocer los Valles Pasiegos|Donde dormir, donde alojarse, alojamiento en los valles pasiegos

Bº/ Rocadera, 1

Sandoñana de Villafufre

Telf: 942 59 10 85 / 607 38 98 14 /615 43 51 11

 El Cruce, 8

La Penilla de Cayón

Telf: 942 56 05 17 / 676 06 30 36

El Cruce, 8

La Penilla de Cayón

Telf: 942 56 05 17 / 676 06 30 36

El Cruce, 11

La Penilla de Cayón

Telf: 942 56 04 90 / 676 24 62 51

C/ Las Hermosas, 5

Selaya

Telf./Fax: 942 59 00 12 

Quizá el rasgo cultural que con más frecuencia se asocia al “modo de ser” pasiego sea su peculiar régimen de aprovechamiento del espacio: la “muda”. Durante el verano, los vecinos llevan el ganado a las praderías de media montaña, donde pastan hasta que los fríos les obligan a bajar al fondo del valle. Cuando se agota el pasto de una finca, el pasiego se traslada con su ganado y sus enseres hacia otra, dotada de su correspondiente cabaña.

Los pasiegos además de ganaderos desempeñaron otros oficios como canteros, herreros, carpinteros o yunqueros. La singularidad de la cultura ganadera se manifiesta en la pervivencia de útiles de trabajo como el cuévano, gran cesto trenzado con varas de avellano que se cargaba en la espalda y se utilizaba para llevar y traer hierba o leña.

Las fiestas de mayor arraigo y fervor popular son las que a continuación se citan a continuación:
-  En Vargas se celebra San Sebastián la Fiesta de La Perola de gran interés cultural (20 enero)
- En Puente Viesgo se celebra San Miguel Arcángel con una amplia oferta lúdica y festiva (29 septiembre)
- En Las Presillas se celebra San Lorenzo, con un Concurso de Arrastre de Ganado (10 de Agosto)
- En Villasevil se celebra San Agustín con un Concurso y Exposición de Ganado (28 de agosto)
- En Vega de Pas se celebra Nuestra Señora de la Vega (8 de septiembre) 
La historia de ocupación humana del valle del Pas se remonta nada menos que 120.000 años, al Paleolítico Inferior. Los primeros testimonios de esa ocupación se hallaron en la cueva del Castillo de Puente Viesgo, donde una secuencia completa de restos arqueológicos estudiada en el vestíbulo constituye un magnífico manual para el conocimiento de cuáles fueron las condiciones de vida del hombre hasta la Edad de Bronce.

El primer nivel con industrias, de entre los que se hallan en esta secuencia se corresponde con el achelense superior. Durante este periodo el poblador de la región, y también del resto de Europa, fue el hombre de Neanderthal. La organización en reducidas comunidades hacía preciso el control de importantes superficies de terreno, con abundantes recursos vegetales y animales. La caza y la recolección eran el sostén de cada uno de estos grupos. La cueva del Castillo debió resultar entonces una ubicación ideal, en un lugar elevado a la salida del valle del Pas, donde era constante el trasiego de la fauna hacia los pastos de altura.
Pág. 11 de 18

mapa_grandepaspisenamiera

 twitter
 v2 facebook 
flickr2 you2