EMPRENDEDORES

Emprendedora de la semana: Amparo Castañeda Ortiz

Bar Casa Tuto

Nuestra emprendedora de la semana es Amparo Castañeda Ortiz. Esta vecina de Toranzo ha decidido hacerse cargo del traspaso por jubilación del Bar Casa Tuto, un bar que lleva abierto “toda la vida en San Vicente de Toranzo”.

Amparo ha dedicado toda su trayectoria laboral a la hostelería, en concreto ha sido siempre camarera de barra, y ha pasado por diferentes establecimientos en Revilla de Camargo, Sarón y Vejorís.

El bar es de estilo “tasca antigua” con paredes forradas de madera. Antes de reabrirlo, nuestra emprendedora ha realizado una pequeña reforma para darle un toque más actual, que ha consistido en pintar el local, reformar los baños, cambiar la iluminación y reacondicionar detrás de la barra, además de habilitar una pequeña terraza en el exterior.

Hasta ahora el bar sólo ofrecía bebidas y ocasionalmente por encargo, organizaba alguna comida para los cazadores. Ahora, Amparo ha pensado en cambiar el concepto y ofrecer raciones y “tapeo” para atraer nuevos clientes, además de conservar a los que acuden regularmente a “jugar la partida”.

Por ahora y hasta que vaya viendo como funciona, está decidida a abrir todos los días para asegurarse de no perder clientela. Y luego, según vea cómo funciona, quizá se plantee encontrar un día de descanso semanal.

Después de haber trabajado siempre por cuenta ajena, Amparo quería emprender su propio negocio. Debido a su edad y la precariedad laboral, había llegado el momento idóneo de emprender esta aventura y ser su propia jefa. Como vecina nacida en el valle y con el domicilio apenas a un kilómetro del establecimiento, cuenta con ser una persona muy conocida del pueblo, para mantener a la clientela existente y atraer nuevos clientes. Y desde la inauguración, la afluencia y acogida entre el público han sido muy buenas.

Tras estudiar los otros establecimientos de la zona, cada uno centrado en una oferta concreta; menú del día, carta, etc. ha buscado ocupar su propio hueco con una oferta tradicional de raciones y tapeo de calidad. Sabe que uno de los locales del pueblo cerrará por jubilación en abril y espera poder ser una alternativa para sus clientes habituales.

Como emprendedora de los valles pasiegos, Amparo decidió acudir a la Agencia de Desarrollo Comarcal Pisueña-Pas-Miera para informarse de los trámites, ayudas y subvenciones con las que podría contar en esta nueva aventura. Y con esta ayuda y el apoyo de su sobrina que le ha hecho de “secretaria a la hora de hacer los papeleos” ha podido resolver todos los trámites y abrir de nuevo el local, con la ilusión y la esperanza de poder asentarse y sacar su proyecto adelante.

 twitter
 v2 facebook 
flickr2 you2